Dedicado al jefazo de Ryanair…

El señor Michael O’Leary (propietario de Ryanair) entra en un hotel en Dublín.

Va al bar de dicho establecimiento y pide una jarra de Guiness.

El camarero le informa “Es un euro”.

El señor O’Leary dice “Que barato” y entrega el euro. “Es que nos gusta ir por delante de la competencia” dice el camarero “pero por lo que veo no trae usted su propio vaso por lo tanto le tendré que cobrar 2 euros más por el uso de uno nuestro”.

O’Leary quejándose entrega los 2 euros y se marcha a una mesa.

El camarero al ver que va a sentarse dice “Si se va a sentar Sr. O’Leary tendrá que pagar un extra de 3 euros y como no lo ha reservado tendrá que pagar otros 2 euros”.

El Sr. O’Leary se dirige gruñendo a la barra y paga lo que le han pedido.

“Sr. O’Leary veo que ha traído usted un ordenador portátil y como no ha mencionado esto antes debemos aplicar un recargo de 4 euros”.

Ya harto el Sr. O’Leary se planta delante el camarero y pegando un golpe con el vaso en el mostrador espeta “Esto es un abuso, quiero hablar con el director”.

El camarero le sonríe amablemente y le informa “Solo le puede contactar por correo electrónico; por cierto el uso del mostrador conlleva un recargo de 2 euros y si no va a lavar su propio vaso tendrá que pagar 3 euros más y por favor recoja antes de marcharse”.

“Esto es un abuso” grita enfadado el Sr. O’Leary.

“Eso mismo” le contesta el camarero.

 

 

Etiquetas:

 
 

Sobre el autor

Más artículos de