Bruselas: El niño meón ya tiene pareja

El famoso Manneken Pis, el niño meón de Bruselas, ya no está solo en la ciudad haciendo la travesura infantil. Los millones de turistas que se han retratado junto a la pequeña estatua, tendrán que acercarse a otra estatua menos conocida, pero igual de graciosa. La de Jeanneke Pis, la niña meona que en cuclillas, como corresponde, realiza su necesidad fisiológica sin pudor a ser fotografiada en plena operación mingitoria. Es la réplica femenina al habitante más famoso de la imaginería bruselense. La pequeña meona fue idea del propietario de un restaurante.  que en 1987 decidió sufragar la pequeña estatua de piedra caliza del callejón del Impasse de la Fidelité, junto a la rue des Bouchers. La pequeña es obra del escultor Denis-Adrien Debouvrie, de unos 50 cm. de altura.

Quienes se animen a ver a la pequeña podrán aprovechar el viaje y acercarse a la famosa cervecería Delirium Tremens que está casi al lado, y gozar del espectáculo de más de 2.000 botellas de cerveza de diferentes marcas. Y naturalmente, probar alguna de ellas, en un ambiente siempre animado y jovial.

Ya hay otro punto de referencia turística que ofrecer a los visitantes de la ciudad. Pero la cosa no acaba aquí. Tenemos niño y niña meando. Bien. Pues ahora, también hay un perro en igual actitud. La estatuilla del perrito levantado la pata y disponiéndose a miccionar es otro de los hitos turísticos de la ciudad, que olvidándose del pudor propio de tan íntima necesidad, ha hecho bandera de ella.

 

 

Etiquetas: ,

 
 

Sobre el autor

Más artículos de | Visita la web de jmi