Praga… aroma a café

La capital de Bohemia recupera el esplendor de sus antiguos cafés y reinventa la tradición de las tertulias. Bohemias, intelectuales, románticas o atrevidas, los muy cafeteros están de enhorabuena.

Solo, expreso, con leche, lateado…en Praga hay mil formas de servir el café y todas satisfacen el gusto de los más cafeteros. Tras el paréntesis comunista, los viejos edificios que albergaban los más elegantes cafés de la ciudad se han rehabilitado, han retapizado sus asientos más suntuosos y han vuelto a abrir hasta el amanecer…y todo, en una de las ciudades más bellas del planeta.

Entre caras nuevas y caras remozadas son más de cien los cafés que en Praga invitan a la charla, así que hay para todos los gustos. Callejeando por el compacto centro de la ciudad hemos encontrado los más interesantes.

Café Savoy

www.ambi.cz/ambi_cafesavoy_kontakt_eng.ph

No hay nada como madrugar un poco, cruzar el Puente de Carlos sin apenas gente y tomarse un desayuno especial en el exquisito Café Savoy. Si todavía nos hemos quedado con hambre, la bollería de esta típica cafetería de principios del siglo XX hará las delicias de los más golosos.

Café Le Patio

www.lepatio.cz

Otro gran acierto a primera hora de la mañana es el Café Le Patio. El sol entra , cuando sale, a discreción por sus generosos ventanales y el ambiente bohemio y vanguardista ofrece la calma perfecta para empezar el día con buen pié. Para los menos madrugadores hay que decir que Le Patio se convierte en restaurante por la tarde noche y el gerente ha puesto mucho empeño en la carta de vinos.

Café Municipal

www.kavarnaod.cz

Es la joya de la corona, el mejor ejemplo de Art Decó de Praga, una cafetería amplia y majestuosa dónde no es difícil imaginar el esplendor de la Primera República. A la hora del almuerzo sirve un menú perfecto para coger fuerzas, pero si se quiere algo más selecto, no hay más que girar a la derecha y entrar en el restaurante.

Grand Café Orient

www.grandcafeorient.cz

Es el único café cubista del mundo y definitivamente uno de los imprescindibles. En una de las principales arterias comerciales de Praga, es el lugar ideal para reponer fuerzas entre compra y compra. La cafetería recrea con acierto y buen gusto el ambiente de los años 20, dónde no falta por supuesto la banda sonora de la época. No hay que perderse su dulce especial: el Grand Café Orient.

Café Louvre

www.cafelouvre.cz

Nada tienen que ver sus actuales doscientas plazas de capacidad con las ochocientas que llegó a tener a principios del siglo pasado, pero esta menor cantidad no le ha restado un ápice de calidad. Es uno de los mejores ejemplos de aquel mundo señorial que hoy se revive con nostalgia. Y una curiosidad, en su haber cuenta con un mapa de la ciudad en el que figuran todas sus cafeterias.

Café Slavia

www.cafeslavia.cz

Junto al soberbio edificio de la Opera y con tremendas vistas sobre el río Moldava y la Catedral es el favorito de los políticos. Quizá por eso luzca su mejor ambiente al caer la tarde, cuando las luces tenues más invitan a la reflexión. Para los coleccionistas de anécdotas es perfecto: aquí venía mucho el ex primer ministro Vaclav Havel, y aquí solía traer a sus invitados, el más popular, el ex presidente estadounidense Bill Clinton.

Café Ebel

www.ebelcoffee.cz

Quizá sea uno de los más pequeños cafés de Praga, apenas tiene dos mesas, pero son dos mesas muy reñidas. Coqueto y acogedor su especialidad son los cafés internacionales, así que lo mejor es merodearlo en busca de un hueco, ocasión que suele darse con más frecuencia al atardecer. Una vez tomada posesión del territorio, nos podemos dar un paseo por los mejores aromas cafeteros del mundo.

Café Café

www.cafe-café.cz

Es el favorito de las celebrities, y sin duda el mejor para ver y dejarse ver. La etiqueta es sencilla: cuanto más sexy y favorecedor mejor. Por eso además de excelentes cafés sirve tentadores tentempiés y conseguidos cócteles.

 

Cafés de Praga

 

Etiquetas: , ,

 
 

Sobre el autor

Más artículos de