Madrid: Cócteles, granizados y otras bebidas del verano

El calor de agosto nos invita a buscar locales con aire acondicionado donde resguardarnos, piscinas urbanas donde refrescarnos –si es que aún no hemos podido ir a la playa- y bebidas con las que hidratarnos. Opciones hay muchas, desde las más nutritivas, hasta las más creativas; unas con alcohol y otras sin. En una terraza, en una azotea o en una licorería. Sea la que sea y fuera donde fuere, todas las propuestas son aptas para combatir las asfixiantes temperaturas propias de la época estival.

Summer Cocktails 3 M

Una de las más recientes aperturas es Salmón Gurú, la apuesta personal de Diego Cabrera, rostro de sobra conocido entre los profesionales de la coctelería y también de la hostelería. Cabrera lleva años trabajando en este sector para posicionarlo como es debido. Los clientes cada vez quieren más, probar nuevos tragos, añadir nuevos nombres a la clásica lista de cócteles encabezada por el mojito, seguida de la caipirinha o el daiquiri. Aquí, en Salmón Gurú destaca la profesionalidad, creatividad y, sobretodo, las ganas de compartir sus atrevidos combinados. Nos quedamos con Guaracha. Aviso, crea adicción.

Diego Cabrera

La terraza del Mercado de la Reina propone una serie de granizados elaborados con fruta natural para combatir el calor. Las opciones son de fresa, sandía, melocotón, naranja o limón con hierbabuena a 4€ y de café a 3,50€. Además, ofrecen la posibilidad de alegrar el granizado añadiendo un chorrito de Vodka Premium Grey Goose por 8€.

granizados 3 final M

Otra opción para cobijarse del calor en un Madrid atestado de terrazas es SOT, la última creación de Sergi Arola. De hecho, es el sótano del restaurante buque insignia del catalán; arriba mantiene la vanguardia con sus estrellas Michelin y la parte de abajo se convierte en una vermutería transgresora en la que disfrutar apuestas tan originales como sorprendentes como el Freszly Mojito con ron premiun, zumo de menta y piña, sirope de canela y toque de ginger beer o el Hollie Cook a base de vermut, licor de jengibre y soda de zumo de naranja.

Sot Sergi Arola

Las Juegos Olímpicos llegan al Museo Chicote en forma de cócteles. Así, sugieren un combinado diferente según el país que corresponda. Por citar alguno, a Francia le corresponde el French 75, contundente mezcla de gin sour y champagne. Este es el cóctel que Ingrid Bergman bebía en la mítica película Casablanca; para Italia, el Negroni de los años 40, en honor del Conde Negroni, una mezcla perfecta de ginebra, campari y vermouth; la clásica Margarita en el caso de Méjico, elaborada con pepino, rokoto, con sal o sin sal; y el Chicote, en honor al local que lo acoge, para España. El mítico cóctel que creó Perico con gin, vermouth, Grand Marnier y curacao de naranja, tan popular que llegó a embotellarse, y durante décadas, fue el licor con el que se rellenaban los bombones Nestlé.

Margarita de pepino

Si alguien puede presumir de premios nacionales en la categoría de barman, ese es Joel Jaman, premio 2012, 2013 y 2015 otorgado por la Asociación de Bármanes de la Comunidad de Madrid y Campeón de España 2015. Demuestra su arte en 90 grados con cócteles explosivos. Además, la terraza es climatizada y está abierta todo el año, porque los cócteles no son solo para el verano.

90 grados

Otra de las bebidas más apetecibles y refrescantes en esta época es la cerveza. Con mahou como eje central, nos fijamos en Manzana Mahou 330 que por tercer año se instala en el Palacio de Santa Bárbara. Como si de un oasis urbano se tratara, este invernadero ofrece propuestas gastronómicas de categoría para acompañar esta tan popular bebida. Así, encontraremos en su oferta variedad de tapas provistas por El Viajero, platillos de Tandem y La Cabra.

Manzana Mahou 2016

Sunset Lookers es la terraza de la séptima planta del Hotel Santo Domingo. Y no, no es nueva, ni se ha renovado ni la estamos descubriendo.

Sunset lookers

Pero tanto por su ubicación, en pleno centro, como por sus espectaculares vistas 360 grados de la ciudad y su selección de refrescantes cócteles, merece la visita año tras año. Su tinto de verano tiene algo especial aunque mejor comprobarlo por uno mismo.

 

 

Etiquetas:,